Supone la venta de un negocio un rendimiento de la propia actividad?

De cara a responder a este interrogante es preciso distinguir entre existencias y elementos de inmovilizado material e intangible.

1. Existencias

En el caso de las existencias, la transmisión supondrá la obtención de un rendimiento íntegro de la actividad económica de acuerdo con el artículo 27 LIRPF. Por tanto, dicho resultado deberá integrarse en la base imponible general del impuesto. Es decir, la parte del precio del negocio correspondiente a las existencias del negocio han de considerarse como rendimiento de la propia actividad.

2. Inmovilizado material.

En cuanto al inmovilizado material, hay que tener en cuenta lo dispuesto en el artículo 28.2 de la LIRPF, según el cual “para la determinación del rendimiento neto de las actividades económicas no se incluirán las ganancias o pérdidas patrimoniales derivadas de elementos patrimoniales afectos a las mismas, que se cuantificarán conforme a lo previsto en la sección 4ª del presente capítulo”.

El importe de la ganancia o pérdida patrimonial generada será la diferencia entre los valores de adquisición y de transmisión, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 34 de la LIRPF, valores que vienen definidos en los artículos 35 y siguientes. Por tanto dichas ganancias se integrarán en la base imponible del ahorro quedando excluidas de la escala general de gravamen.

3. Inmovilizado intangible

En cuanto al inmovilizado intangible correspondiente al fondo de comercio puesto de manifiesto en la transmisión del negocio, considerando como tal al conjunto de bienes inmateriales, tales como clientela, nombre o razón social y otros de naturaleza análoga, que son transmitidos junto con el resto de elementos que conforman el negocio, la ganancia patrimonial correspondiente a su transmisión vendrá dada, no existiendo pasivos asumidos por la transmisión, por la diferencia entre el precio de venta del negocio de farmacia y la suma de los valores de mercado identificables de los activos individuales transmitidos (existencias, local, mobiliario y enseres, etcétera).

La ganancia o pérdida patrimonial así obtenida se integrará en la base imponible del ahorro, en la forma prevista en el artículo 49 de la LIRPF.

En definitiva, el inmovilizado tanto material como intangible transmitido no originará rendimientos de actividades económicas  habida cuenta que tienen la consideración de ganancias o pérdidas patrimoniales.

victorvazquez82