Transmitir un negocio y arrendar el local

Es frecuente que a la hora de traspasar un negocio no se transmita la totalidad de los bienes y derechos afectos al mismo sino que el anterior titular del negocio se reserve la propiedad del inmueble donde se ubica la actividad aunque se arriende al adquirente del negocio.

Es decir, son objeto de transmisión un conjunto de bienes, derechos y obligaciones que incluye todos los elementos materiales e inmateriales necesarios para desarrollar la misma actividad que se venía desarrollando con anterioridad por el transmitente, con excepción del inmueble donde se ubica la actividad que será posteriormente arrendado al adquirente.

En estos casos, de cara a poder considerar la transmisión del negocio como no sujeta es preciso determinar si los elementos transmitidos constituyen una unidad económica autónoma capaz de desarrollar una actividad empresarial o profesional por sus propios medios en la línea de lo dispuesto por el artículo 7.1º de la LIVA. En otras palabras, cabe la duda de si lo trasmitido, sin el local, podría constituir una unidad económica autónoma capaz de desarrollar la actividad.

En efecto, en la consulta V2323-09, de 17 de marzo de 2009, se estableció que el supuesto de no sujeción regulado en el artículo 7.1º de la Ley 37/1992, no exige que el adquirente vaya a desarrollar la misma actividad económica que realizaba el transmitente. Sin embargo, la circunstancia de que los inmuebles vayan a ser nuevamente arrendados para efectuar la misma actividad económica que realizaba la transmitente puede constituir un elemento de prueba adicional sobre la necesidad de que estos inmuebles se vinculen necesariamente con el resto de los elementos que se transmiten conformando conjuntamente un establecimiento mercantil en funcionamiento.

En estas circunstancias, tal y como ya ha señalado la dirección general de tributos en las consultas vinculantes tales como la V0662-10 y V01831-10, de 8 de abril y 4 de agosto de 2010, respectivamente, puede concluirse que el inmueble no es un elemento consustancial y necesario, y que los elementos objeto de transmisión podrían ser susceptibles de desarrollar una actividad económica autónoma por sus propios medios.

victorvazquez82